EL TIEMPO DE LAS CONSTRUCCIONES SOSTENIBLES

El reconocimiento otorgado a Plaza Central Centro Comercial como edificio sostenible por parte del Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos demuestra cómo los espacios amigables con el medio ambiente están ganando terreno en las grandes ciudades.

Por: Jaime Vidal

Gerente Plaza Central Centro Comercial

Leadership in Energy & Environmental Design,​ LEED por sus siglas en inglés,​ es una certificación de uso voluntario que tiene como objetivo fomentar el uso de estrategias de construcción amigables con el medio ambiente. Este es un sistema basado en puntos y se desarrolla en cinco categorías: sitios sustentables, ahorro de agua, energía y atmósfera, materiales y recursos y calidad del ambiente interior.

El certificado LEED que le acaba de ser otorgado por el Consejo de la Construccion Verde de Estados Unidos a Plaza Central obedece, entre otras razones, a que cuenta en sus 205 mil metros cuadrados con diferentes sitios sostenibles, como parqueaderos preferenciales para vehículos eficientes y de bajas emisiones. Además, su ubicación estratégica en una de las zonas comerciales más influyentes de Bogotá, Cra. 65 entre la Av. Las Américas y Calle 13, permite aprovechar el uso del transporte público para contribuir en la disminución del tráfico y la generación de contaminantes por el uso de automóviles.

Cuenta con instalaciones sanitarias de bajo consumo y además el uso de agua lluvia para su funcionamiento; las especies de plantas de sus jardines fueron escogidas por su baja necesidad de agua, los sistemas de aire acondicionado instalados en el proyecto usan refrigerantes que no afectan la capa de ozono, libres de CFC´s (Clorofluorocarbonados); se prefirieron materiales de origen regional para disminuir la huella de carbono por transporte de dicho material. Otro punto para destacar es su sistema de ventilación natural, diseñado para garantizar la comodidad de los visitantes en zonas comunes, pasillos y plazas.

Desde su etapa inicial y a través de la ejecución de este proyecto, se coordinó con los diferentes actores involucrados en la construcción de Plaza Central, las diferentes variables ambientales que se tienen en el desarrollo de toda actividad antrópica en el centro comercial, dándole así la relevancia que se merece en estos tiempos, donde el medio ambiente se manifiesta y nosotros como ciudadanos responsables, teniendo en cuenta las dinámicas socio ambientales, debemos ser ejemplo de buenas prácticas sostenibles, haciendo alusión a las diferentes posturas que se destacan alrededor del mundo, temas como el cambio climático, el calentamiento global, el efecto invernadero, etcétera.

Sin ser expertos en la materia, sí evidenciamos cambios en nuestro entorno, es por eso que Plaza Central llega como una alternativa de simbiosis con el ambiente destinando esfuerzos considerables y estar a la altura de las necesidades que tiene el planeta.

Plaza Central tiene una dinámica amigable con el medio ambiente no solo desde su construcción, sino también desde la administración que refleja todo para lo que fue construido, no nos basta con ser una estructura sostenible sino que nuestros colaboradores y demás partes involucradas estén encaminados a que las metas ambientales establecidas se cumplan periódicamente, temas como ahorro y uso eficiente del recurso hídrico y la energía, el reciclaje, el uso de los materiales, son claves.

De acuerdo con esto, somos conscientes de que las nuevas generaciones tienen preferencia, a la hora de elegir, hacia lo relacionado con el cuidado de la naturaleza y su entorno en general, es una generación crítica, activa y parte de nuestro equipo de trabajo, que es una mezcla entre experiencia y nuevas ideas, hacen que tengamos una alternativa completa para esos visitantes que no solo van a los centros comerciales a comprar una prenda, un electrodoméstico o a comer, sino que quieren vivir una experiencia, con todos sus componentes, con sus jardines y fachadas incluidos.

Los invitamos a vivir la experiencia de Plaza Central, un lugar donde se siente el confort de una ventilación natural, donde los visitantes pueden traer sus residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y hacer parte de programas post-consumo, conocer una señalización alusiva a esas buenas prácticas ambientales como la utilización de agua lluvia para funcionamiento de baterías sanitarias y lavado de pisos, la iluminación LED que proporciona una intensidad adecuada a cualquier hora del día teniendo en cuenta la relación de la luz exterior.

En cuanto a los residuos generados, desde la apertura del centro comercial a la fecha, los materiales reciclados como plástico, chatarra, vidrio, cartón, entre otros, han sido utilizados para reincorporarlos en el ciclo productivo para la creación de juguetes, mangueras, correas, estibas, baldes, materas. Dentro de la gestión ambiental, separamos los residuos orgánicos provenientes de la plazoleta de comidas y zona de restaurantes para ser transformados a través del compostaje en abono orgánico que posteriormente es utilizado en nuestros jardines internos.

Finalmente, las construcciones modernas, sean comerciales o no, están llamadas a ser eco amigables y a involucrar a sus grupos de interés,  internos y externos (colaboradores y visitantes) en acciones encaminadas a cuidar el medio ambiente que les genere sentimientos genuinos de compromiso con un planeta mejor.


"
PORQUE TODO ES INCREÍBLE
CUANDO SIEMPRE TIENES MÁS